A+ A A-

Antonio Fernández Llorente: Vamos a presentar un tema que a mí realmente cuando lo vi me preocupó mucho. Tiene que ver con las causas armadas, con la justicia en la Argentina, las denuncias que hay contra la justicia, el eterno reclamo de justicia. Voy a hacer una comparación que puede parecer muy odiosa, en la Argentina una vez en el año 1996 de un Juzgado Federal de Dolores se armó una causa para meterlo preso a Diego Armando Maradona. Y yo pensé que habíamos llegado al límite, (...) a Guillermo Coppola, Tarantini. ¿Se acuerdan ustedes del caso Coppola, Samanta Farjat, Julia Lavalle, Natalia De Negri? Todo este caso. ¿Y cómo terminó ese caso? Se probó que tres policías habían puesto cocaína en un jarrón en la casa de Coppola. Tan torpes ellos que era más glucolín que cocaína, era como un kilo y medio de glucolín y creo que 150  gramos de cocaína. Y ahí se probó que se había armado la causa mediante escuchas telefónicas que se rompían y las tenía todas archivadas un fiscal. Y se veía cómo le habían armado una trampa a Tarantini, a Coppola, Maradona, a todo lo que se llamó "El clan Coppola". Yo pensé y dije: La Argentina aprendió después de esto, preso Bernasconi, preso Slagel, presos los policías, dije bueno, aprendimos algo. Yo veo la cámara oculta que vamos a presentarles ahora, que me llamó poderosamente la atención y me di cuenta que el reclamo de justicia en la Argentina va a seguir por mucho tiempo más si el estado no hace algo. Esta causa toca al padres Grassi, lo toca, pero no tiene que ver con la investigación  sobre el padre Grassi, no tiene nada que ver. Presento ya a la doctora Claudia Villa, al doctor Luis Conde, a mi amigo Raúl Portal, gracias por estar con nosotros. Esta causa está vinculada a una señorita que se llama Andrea Cosentino, que ella para protegerse graba a otra empleada de la Fiscalía de Morón que se llama Analía Giménez. Aparecen varios nombre, usted preste mucha atención porque está subtitulada, pero hay un hecho que hay que prestar mucha más atención que le va a llamar a usted y espero que lo llame a reflexión, que es cómo se puede cambiar un testimonio rompiendo un testimonio, que es cómo una instancia superior puede ejercer poder sobre una instancia inferior y obligarla a cambiar un testimonio. Usted me diría, a ver, puede pasar en el colegio, pero esto pasa en una fiscalía, una fiscalía. No se olviden nunca que no hay poder más grande en la Argentina que el que tiene un juez, porque de él depende nuestra libertad. No hay nada más preciado, no hay bien más preciado que la libertad. Yo prefiero un culpable libre y no un inocente preso. La libertad es un bien único, poder respirar, estar libre. Y fíjense ustedes y presten mucha atención a esta cámara oculta, cómo se fraguan las causas en las Fiscalías de Morón. Presten atención.

 

Andrea Cosentino (Cámara oculta): Contame bien cómo fue lo de Flores

 

Analía Giménez: ¿Qué?

 

A.C.: A mí me pasó algo parecido a vos.

 

A.G.: ¿Sí?

 

A.C.: Me dijo Rita que haga una cosa, yo la hice, pero cuando llegó el momento quedó como que eso no me lo mandó a hacer nadie, no te quiero asustar.

 

A.G.: No boluda, no entiendo.

 

A.C.: Vos contame cómo fue lo de la panadera.

 

A.G.: Y, la panadera viene y dice que fue amenazada por dos sujetos (...)

 

A.C.: ¿Quién te la trajo?

 

A.G.: Cecilia Desiaca, pero que de todo se encargaba Flores, que si bien era de nuestro turno enseguida hacemos un (...) Y bueno, entonces, yo la hago, me dice bueno, dos masculinos me (...) en un auto, me dijeron que si hablaba mal del padre Grassi vas a ser boleta. Yo interpreto y ahí (...) yo lo asocio con que el padre Grassi, porque yo soy la que trabajo en la panadería del padre Grassi, de la fundación, y bueno, a mí el pibe (...) me dijo que yo le había hecho una cámara oculta (...). Le digo, ¿quién es Infran? Infran es el que en el Calafate él abrió la puerta y lo vio al padre Grassi acariciándole las piernas a otro menor, a un menor. Yo no le hice en ningún momento (...). Entonces, ¿por qué lo relaciona con el padre Grassi? Porque es lo único que pasó que bueno, yo creo que tiene que ver con eso. Entonces que lo relaciona con el hecho éste de que el menor Infran, bla, bla, bla, que Infran...  ah, había sido expulsado por mal comportamiento, de la fundación y que le merece el concepto de un mentiroso. Entonces yo ahí sí le hago una pregunta y me dice, no... Le digo, ¿pero a usted le consta algo?  Me dice: No me consta absolutamente nada, ninguna cosa rara del padre Grassi, que no le constan ninguna conducta (...) el padre Grassi. Cierro el acta, la firma y se la llevo a Flores. Me dice... estaba con una mujer rubia, que creo que era periodista. Entonces me dice: no...  y la lee adelante, en voz alta de la mina, entonces me dice que... ¡No! La tipa dice, pero acá queda como que declara a favor...

 

A.C.:  ¿La periodista te dijo eso?

 

A.G.:  No sé quién era, creo que era periodista.

 

A.C.:  La mina que estaba...

 

A.G.:  De volver a verla la reconocería. No, no, vení Analía, todo bien con Adrían, todo bien, (...) el fiscal iba a ser él, entonces yo tengo por costumbre...

 

A.C.:  No, porque él no estaba de turno ese día.

 

A.G.:  No, yo quedé como el ojete porque yo tengo un conflicto de conciencia, pero ya va a pasar, ¿viste? Qué querés que haga, si acá adentro estoy para un plumero en el orto, si me pregunta si estaba coaccionada, obvio, sí que estoy coaccionada, si pierdo el laburo, sí, muy coaccionada, fijate lo que nos están haciendo. Bueno, entonces así las cosas, vuele y dice, no, pero escúcheme señora, usted no es que este chico... Entonces ella cuenta la otra mitad, la otra versión, que también era cierta porque algo me lo había contado acá. No, el menor Infran fue expulsado, pero después, 20 días antes de la detención del cura Grassi, lo volvieron a tomar

 

A.C.:  Sí, es verdad eso, me parece.

 

A.G.:  Todo es verdad.

 

A.C.:  Todo es verdad, pero vos la verdad la podés usar...

 

A.G.:  Pero destruimos el acta uno, esto no lo ponemos, lo que no le consta que el padre Grassi, ninguna conducta... Ella ya es parcial

 

A.C.:  Ya el fiscal es parcial.

 

A.G.:  Obvio, porque a vos qué te parece. Quedó el acta que después te la muestro, está la copia. La otra quedó destruida, yo la iba a guardar...

 

A.C.:  ¿No la guardaste?

 

A.G.:  No.

 

A.C.:  ¿Y no la guardaste en la computadora?

 

A.G.:  No porque los cambios los hice (...) original. No lo guardé por miedo, por miedo porque digo... (superposición de voces) ...si yo lo guardo... (superposición de voces)

 

A.C.:  ¿Te cuento lo que me pasa a mí? A mí Rita que dijo que (...) Rita me dijo: acá tenés que venir hacer (...) Me dice: hacé esto, esto y esto (...). ¿Le parece que haga esto? Sí, sí. Vienen a toca pito a la Fiscalía General, porque el denunciante no sé qué, el taller le arregla el auto, no sé qué. Me levantaron en peso mal, no sé si me van a hacer un sumario por haber hecho lo que Rita me dijo que haga. (...) una causa, unas amenazas del orto. Bah, yo no te quiero asustar, pero si a mí por la amenazas del orto... Bueno, está confirmado por el fiscal, ya está

 

A.G.:  Obvio, obvio. Pero pará, pará, pará, ¿te hicieron algo?

 

A.C.:  Me hicieron (...), no sé si me van a hacer un sumario.

 

A.G.:  ¿Pero por qué? ¿Tenías que poner lo que no entendía?

 

A.C.:  No (...) Rita (...) yo tardé (...)  se la quedó (...) y de eso no tengo constancia, ella dice que nunca se la mostré. Todo bien, yo zafo, yo ya fui a consultar a mi abogado, todo, porque me cagaron a pedos muy mal, la cuestión es que yo tengo, esto es una amenaza del orto, nada más. Pero mi causa... pero boluda vos. Yo no te quiero asustar (...)(superposición de voces)

 

A.G.:  A Adriana, Mabel la cagó a pedos, por algo del padre Grassi que no le consultó a Adrián Flores. Y yo qué sabía que estaba, nosotros estábamos (...) todo el día.

 

A.C.:  ¿Por qué hay que consultarle todo a Adrián?

 

A.G.:  Yo porque tengo olfato, nada más que tuve el orto de tener el olfato de saber.c..

 

A.C.:  Mirá, no sé si tuviste el orto o hiciste bien.

 

A.G.:  Claro que no (...), no, pero moralmente (...) El tema es así Andrea, conocido el palo no me voy a enfrentar ni en pedo y no la guardé por miedo, por mucho miedo, porque ésa quedó rota, quedó en el tacho, yo la empecé a juntar toda y después digo, yo me voy a poner en contra de él, me van a rajar,  (...) Por eso yo (...) no tengo nada. Yo voy a buscar que no me caguen a pedos (...) Iba a hablar con Sandra, pero después dije, no después dije (...)

 

A.C.:  ¿No lo hablaste con Sandra?

 

A.G.:  ¡No! Ni en pedo.

 

A.C.:  No Analía, ¿te parece?

 

A.G.:  ¿Sabés qué pasa? Yo quiero que pase la tormenta de todo este quilombo. Vos decís que Rita de algún modo no reconoció que la causa la tuvo ella un mes. (superposición de voces)

 

A.C.:  Es que vos creés que el fiscal Flores puede reconocer que... Si pasa algo vos te creés que le voy a decir, sí yo le hice cambiar la declaración a la mina.

 

A.G.:  Por mí que haga lo que quieran. Si vino acá, vino acá, lo vieron, el fiscal... yo antes de cerrar el acta... yo digo toda la verdad, no, no, porque la señora en vez de reabrir el acto (...) (...) en este momento el acto y compadeciendo el fiscal Adrián Flores (...) porque me lo meto (...) De los Santos que estaba de turno. ¿Entendés? La cosa esa, yo probé (...)  yo te pruebo esto, esta pelotudez, le pedí colaboración a (...) (...) estoy muy presionada (...) Entonces la cosa es que (...)  Vino el fiscal, hizo más preguntas, yo no puedo en una declaración testimonial escuchar al fiscal  y hacer las preguntas, repreguntar lo que dice el fiscal perfectamente.

 

A.C.: Sí, la cuestión es que el fiscal, el fiscal de la causa no es Flores (...)

 

A.G.:  (...) (fin cámara oculta)

 

A.F.LL.: Vamos a intentar pasar un poquito en limpio todo esto. Esta cámara oculta fue, ¿en qué año doctora?

 

Claudia Villa: En 2002, el 5 de noviembre de 2002, exactamente.

 

A.F.LL.: ¿En el marco de qué investigación? ¿O en el marco de qué tema? ¿Era el tema padre Grassi?

 

C.V.: No, no, esta cámara oculta la hace precisamente Cosentino a su compañera de trabajo, Analía Giménez, como consecuencia de una persecución laboral que ella estaba sufriendo en el ámbito de la Fiscalía General de Morón y que la lleva a consultar con el doctor Moreno Ocampo y con Wortman Jofré y en función de esa consulta surge precisamente el tema Grassi.

 

A.F.LL.: Esta cámara oculta la hace con el estudio Moreno Ocampo y Wortman Jofré.

 

C.V.: Y al día siguiente que hace la cámara oculta se la presentan al procurador de la provincia de Buenos Aires, el doctor Veracruz, en aquel momento. O sea, ella en ningún momento pretende con esto hacer una cuestión mediática, ni publicarla, digamos...

 

A.F.LL.: Lo hace en su defensa, digamos.

 

C.V.: Lo hace como modo de comprobar lo que estaba pasando en el ámbito de la Fiscalía General y que de otra manera ella pensaba que nadie se lo iba a creer.

 

A.F.LL.: Adrián Flores es fiscal.

 

C.V.: Sí señor.

 

A.F.LL.: Y Rita Bustamante también es fiscal e interviene en la causa Grassi.

 

C.V.: La doctora Bustamente era fiscal, actualmente es juez de Cámara.

 

A.F.LL.: Juez de Cámara en Morón

 

C.V.: En aquel momento era fiscal, después fue adjunta al fiscal general y actualmente juez de Cámara.

 

A.F.LL.: El primer fiscal de la causa si fue el doctor Adrián Flores, que se aparta de la causa y lo suplanta la doctora Rita Bustamante, que (...) con la investigación ésta.

 

Luis Conde: Todo ahí lo hacía, toda la Fiscalía Federal, porque según los dichos del doctor Nievas Woodgate, el único fiscal es él. Entonces todo esto es manejado desde la Fiscalía General con distintos fiscales. No podemos imputar a un fiscal determinado, sino al doctor Nievas Woodgate que fue el que manejó  la causa ésta, como manejó el famoso caso (...), como el que manejó el tema Candela, como el que manejó la causa Cosentino, como el que manejó la causa Grassi.

 

A.F.LL.: A mí me llama la atención que una empleada de una fiscalía rompe un documento público.

 

L.C.: Más que empleada era una funcionaria, una funcionaria judicial, o sea, tiene rango, no es una empleada de mesa de entrada.

 

A.F.LL.: Y ella reconoce que ella rompe una...

 

L.C.: Y estaba firmado ya por la testigo. Pero más allá de la rotura, que es gravísimo, porque es gravísimo, yo creo que amerita ahí una buena imputación penal, está el hecho que le hayan hecho cambiar  la declaración, está en la cámara oculta. Si un sigue detenidamente lo que ella va diciendo, la doctor Analía Giménez a quien yo le guardo mucho respeto porque ha sufrido los acontecimientos más variados, la pobre.

 

A.F.LL.: Igual rompió un escrito.

 

L.C.: Está bien que usted lo diga así, pero está en qué marco, ella lo acaba de decir, presionada, un móvil laboral monstruoso, las echaban, es un tema dificilísimo. Yo manejé ocho defensas de esa fiscalía, había gente que estaba tartamuda ya, de lo que estaba sufriendo ahí adentro. Y ella hace la cámara oculta fundamentalmente por dos motivos, primero de todo era para mostrarle al procurador lo que estaba pasando en la Fiscalía Federal de Morón, pero también por lo que estaba pasando con el tema del padre Grassi. Porque en el tema del padre Grassi, que no tiene nada que ver con... (superposición de voces)

 

A.F.LL.: ...que la panadera, es la panadera de la fundación, ¿no?

 

L.C.: Que no tiene nada que ver con la causa del padre Grassi esta causa, pero iba de la mano, no podemos dividir y escindir una causa de otra, porque era el modus operandi...

 

A.F.LL.: ¿Usted es abogado de Grassi, doctor?

 

L.C.: Nunca lo conocí, no soy abogado de Grassi, no lo conocí, nunca hablé con él ni por teléfono, no tengo trato ninguno. Por lo tanto no me une nada al caso Grassi, lo que nos unió a nosotros fue cuando vimos este tema, pensábamos que este tema iba a salir a la luz en el juicio oral del padre Grassi, pero no. Durante 10 años hemos guardado esta cámara oculta en función de un secreto profesional y ahora que la pudimos poner al público en el juicio oral de la doctora Cosentino, quien fue absuelta... Si usted me pregunta si con ese fallo estoy conforme, no del todo, porque nosotros pedimos siempre, ya en el 2005/2006 el doctor Fraga, excelente pluma de Morón, había sobreseído esta causa por atípica, que fue el planteo nuestro. Y nosotros en ese planteo planteamos la necesidad de que saque fotocopias y se mande a la procuración, cosa que el doctor Fraga lo hizo...

 

A.F.LL.: ¿Y la procuración qué hizo?

 

L.C.: No, en cuatro líneas la Cámara Penal de Morón revocó un trabajo de 40 hojas mías y un fallo como de 30 hojas del doctor Fraga, lo revocó en cuatro renglones y esto siguió adelante. Fíjese que...

 

A.F.LL.: Es bueno destacar doctor que no solamente se trata de la causa del padre Grassi, acá hablamos también de la causa Candela, donde tuvo una enorme cantidad de "perejiles" que no tienen absolutamente nada que ver con nada.

 

L.C.: Usted dice la causa Candela, yo le puedo decir la causa Montiveros, ocho años preso un policía, después va al juicio oral, yo manejé toda la primera parte de ese tema, era terrible. Cuando fue al juicio oral el doctor Baños, que fue el fiscal de la causa no acusó, dijo: "Yo no puedo acusar". Y recibió las reprimendas por no haber acusado. Pero está el caso (...), que increíblemente cuando estaban los testigos para declarar viene una persona de la fiscalía y le comunica a uno de los testigos que le iniciaron un sumario. Yo comuniqué esto al tribunal y el tribunal no hizo absolutamente nada.

 

A.F.LL.: Pero doctor, quiero volver un poquito a la causa Grassi. Esta mujer dice que había una mujer al lado del fiscal, que era el doctor Adrián Flores, que es quien manejaba...

 

L.C.: Es la señora Miriam Lewin, después hablándolo con las señorita Analía Giménez me lo refiere, en ese momento no la conocía, ella conocía la cara nada más, pero después de verla y demás ella dice que la puede reconocer inmediatamente. Entonces ahí que una persona ajena a una fiscalía le dijera al fiscal que eso no le convenía a la causa y por lo tanto favorecía al sacerdote y en función de eso baja el doctor Flores y modifican esto, es de una gravedad institucional monstruosa que yo creo, espero que se tomen medidas en esto. Yo me pongo a disposición de la justicia para que se tomen medidas e intervengan Morón, porque no pueden seguir así. Esto no es de dos años, estamos hablando del año 2000. Es más, acá tengo y se lo voy a dejar en sus manos una carta del doctor Meade, juez del caso Candela, cuando planteaba lo que estaba pasando, esta causa es del año 2001, si no me equivoco, estaba planteando esto mismo a la doctora Ravera Godoy. O sea, en modo alguno estamos o inventando o diciendo que esto fue una casualidad, para nada. En los casos que nosotros tuvimos fueron todas causas armadas.

 

A.F.LL.: Raúl, ¿por qué la defensa del padre Grassi no incorpora esta cámara oculta en defensa del padre Grassi?

 

Raúl Portal: Eso yo no lo puedo contestar porque (...) causa, primero estoy escuchando estupefacto y sin afán de corregirte vos decís "esto es rosa", esto es modus operandi, yo puedo contar el final porque ya la vi esta película. Vengo gritando, predicando en el desierto que pasaba esto y ahora es una bendición del cielo que se diga y se empiece a destapar  la olla. Pero yo creo que todos pensamos, y me incluyo, que sobraban elementos de juicio como para incorporar, quedaron un montón de cosas. De los 19 casos que queden dos, 19 casos de tres supuestas víctimas, que lo eran, cuatro Ezequiel, absuelto el padre Grassi y acusado de falso testimonio. Trece de Luis, que es éste, ¿puedo mostrarlo? Éste que está acá, éste es uno de los denunciantes, un chico de la calle tomando champagne en un jacuzzi del Hotel Hermitage. Sus 13 causas absuelto el padre y falso testimonio y dice en el fallo: "Por mentir groseramente". Quedaba el más trucho de todos, que es Gabriel, un mentiroso, ojalá que a mí me haga un juicio porque acá este libro está lleno de mentiras, de esas mentiras, después lo voy a explicar. Y acá voy a cortar, te quiero decir, se suponía que recontraremil sobraba para todos y apareció a último momento, engancharon a Gabriel que... Primero te cuento esto, yo escuchaba al doctor Jofré, ahora es abogado de Clarín y un chico de la calle tiene de abogado al doctor al doctor Piriz, que es el abogado de Clarín, mirá cómo está mezclado todo, le han puesto con todo, ¿entendés? Pero yo lo que te digo, Antonio, que esto gracias a Dios, que era lo que suponíamos, ahora lo estamos viendo.

 

A.F.LL.: Lo que pasa es que no puedo creer...

 

R.P.: Perdoname, cortito. Un juez amigo mío me enseñó lo que la, a ver si lo digo bien, doctores, la "invisibilidad del testimonio", el que miente una vez, miente siempre. Y Gabriel  mintió hasta el infinito y hay jueces que dijeron que le creyeron, cuando un caso... Yo hice la reconstrucción... no pudimos hacer la reconstrucción del hecho, a pedirla, porque el doctor Piriz la manda al alegato, cuando vio que se le caía una fecha, se le caía otra, cuando se encuentra con esta carta, la muestro breve y me callo porque quiero seguir escuchando a estas maravillas. ¿Me llevás mañana a tu programa? Esto lo dejo para mañana. Pero miren esto, por favor, ésta es la carta de Gabriel al día siguiente, porque el 6 de diciembre, donde se iba porque lo habían abusado, estaba en un programa mío a la noche. Entonces corren el... empiezan a hacer como un auto que busca un espacio para estacionar, esta carta, si alguno que sabe qué es el tumberismo, no menciona al padre, sí a un Eduardo y acá dice: "Eduardo muerto" con los cinco puntitos, eso es "boleta" en el idioma tumbero.

 

A.F.LL.: Contá qué dice la carta.

 

R.P.: La carta dice que se va porque le pegan los chicos. Entonces cuando vieron... dicen que no era de él, que no la había escrito, niega. Gendarmería cae: verídica.  Extraordinaria como perito la Gendarmería. Entonces lo  pasan al día siguiente, raro, hubieran seguido hasta anteayer  haciéndolo. Entonces lo pasan y lo colocan (domingo) ¿Sabés por qué? Porque nos salva la Virgen, era 8 de diciembre y el padre estuvo todo el día con gente, comuniones, misas y todo eso, lo ponen a las dos de la mañana y juzgan que pudo haber estado...

 

A.F.LL.: Y eso lo condena.

 

R.P.: Y eso lo condena. Entonces yo hice...

 

A.F.LL.: Pero lo que pasa... disculpá que yo no conozco, pero cuando uno presenta una cámara oculta en la cual se muestra a una mujer, funcionaria judicial, rompe y cambia una declaración, ¿no es causa de nulidad?

 

C.V.: Sí, esto es grave, y en el juicio que nosotros estuvimos defendiendo a la doctora Cosentino, fue una prueba más, eso fue algo más todo lo que se ventiló ahí en ese juicio. En ese juicio todos los testimonios de muchos funcionarios judiciales actualmente jueces de Cámara, jueces de Garantía, fiscales y demás, pusieron de manifiesto lo que era el funcionamiento, ya para ese entonces, para el 2002, de la fiscalía general, las irregularidades y la persecución laboral, el hostigamiento laboral que sufrían quienes no acataba, digamos, estas disposiciones no escritas del fiscal general.

 

A.F.LL.: A quien se le ocurría armar una causa la armaba en la fiscalía y llegaba a juicio oral y público y sálvese quien pueda.

 

C.V.: Si usted me pregunta el punto de contacto que uno encuentra, nosotros con la causa del padre Grassi absolutamente nada que ver tenemos, pero si uno tiene que poner un punto de contacto es la misma operación de dibujar o armar una causa que tenemos en ésta que acabamos de hacer el juicio oral después de 10 años. Esta instructora judicial estuvo 10 años sometida a un proceso para terminar en primera instancia en el juicio oral con una absolución por el momento, pero después de 10 años de una causa absolutamente armada, dibujada.

 

R.P.: Doctora, ¿no se modus operandi eso? ¿Yo no puedo colegir de eso, que eso es lo que hacen con todos?

 

C.V.: Nuestros lineamientos en el juicio de Cosentino, los lineamientos de la defensa cuando se inició el juicio oral, o sea, antes de escuchar todos los testimonios y demás y de que se exhibiese esta cámara oculta como una de las tantas pruebas...

 

A.F.LL.: Se exhibió en un juicio oral y público que nada tiene que ver con el juicio al padre Grassi.

 

C.V.: Ésta fue una prueba incorporada al juicio oral y público de Cosentino, porque a Cosentino también se le armó una causa, justamente como represalia por esta cámara oculta, que la cámara oculta puede ser reprochable, puede ser otro debate, digamos, la ética o no de realizar una cámara oculta, pero que no eclipsa las irregularidades que la cámara contiene.

 

A.F.LL.: Vamos a ir preparando la parte donde esta señorita que se llama Analía Giménez, donde ella cuenta esta historia y como ella rompe. Porque me parece que la clave aquí es, en la cámara oculta, cuando ella rompe es papel y cambia una declaración, es una funcionaria pública, cometió un delito...

 

L.C.: Pero permítame, lo más importante, que yo considero, en la causa Cosentino es que salvo una persona que planteó que la actuación de la doctora Rita Bustamante fue desastrosa y que terminó con cinco años de terapia, todos los que declararon fueron funcionarios judiciales, camaristas, jueces de garantías, fiscales, instructores judiciales. A ninguno se le pidió el falso testimonio ni nada, es más...

 

A.F.LL.: Aparte era jueces, son jueces.

 

L.C.: Permítame, es más, estoy pensando y lo voy a evaluar la posibilidad de iniciar una causa penal a los fiscales, porque yo considero que preconstituyeron prueba en contra de nuestra clienta y eso lo tenemos todo filmado y grabado. Sí tengo que reconocer que cuando ellos se dieron cuenta de que esa prueba que ellos tenían era mal habida, era falsa, era mentirosa, dejaron de actuar con esa prueba, eso se lo tengo que reconocer. Pero durante la primera parte del proceso tuvimos que masticarnos una prueba documental que estaba traída totalmente de los pelos...

 

A.F.LL.: Trucha.

 

L.C.: Perfectamente. En ese estadio de cosas hasta que vino la personas que dijo que eso era trucho...

 

A.F.LL.: ¿Pero sabe qué pasa doctor? Hay que entender bien esto, hablamos de una fiscalía, de fiscales, que son los que acusan, no hablamos de un periodista que acusa públicamente, hablamos de fiscales cuyo trabajo es investigar para acusar y acá estamos hablando de fiscales que invierten la carga de la prueba, es gravísimo.

 

A.F.LL.: Mire, con la doctora Villa hemos tenido juicios de homicidio calificado por el vínculo en concurso real con tentativa de homicidio; vino un solo fiscal. Faltaban 10 días para el juicio y el señor fiscal general puso dos fiscales para un delito que tiene pena mínima de un año y monedas, como la que le pidieron, una aberración, tenían que haber dicho: "Señores, no tenemos pruebas". Porque con los testigos de la fiscalía ya se había demostrado la tipicidad de la conducta que se le reprochaba a nuestra cliente y la imposibilidad manifiesta de poder hacer algo de justicia en ese cuarto piso, que el doctor Nievas Woodgate antes del juicio lo borró, lo desapareció y puso una fiscalía y borró lo que era el cuarto piso.

 

L.C.: Yo quiero que repitamos esta parte, que es cuando esta señorita que se llama Analía Giménez le cuenta la historia a la que la filma, que se llama Andrea Cosentino y esta señora, esta doctora Andrea Cosentino lo hace para protegerse del destrato, de las presiones que existen en la fiscalía, ella cuenta cómo rompe, rompe lo que había declarado la panadera de la Fundación Felices los Niños y lo cambia a pedid del fiscal Adrián Flores. Parece que esto es la prueba de un delito gravísimo. Recordemos que de la justicia depende nuestra libertad.

 

A.G. cámara oculta: Quedó el acta que después te la muestro, está la copia. La otra quedó destruida, yo la iba a guardar...

 

A.C.: ¿No la guardaste?

 

A.G.: No.

 

A.C.: ¿Y no la guardaste en la computadora?

 

A.G.: No porque los cambios los hice (...) original. No lo guardé por miedo, por miedo porque digo... (superposición de voces) ...si yo lo guardo... (superposición de voces)

 

A.C.: ¿Te cuento lo que me pasa a mí? A mí Rita que dijo que (...) Rita me dijo: acá tenés que venir hacer (...) Me dice: hacé esto, esto y esto (...). ¿Le parece que haga esto? Sí, sí. Vienen a toca pito a la Fiscalía General, porque el denunciante no sé qué, el taller le arregla el auto, no sé qué. Me levantaron en peso mal, no sé si me van a hacer un sumario por haber hecho lo que Rita me dijo que haga. (...) una causa, unas amenazas del orto. Bah, yo no te quiero asustar, pero si a mí por la amenazas del orto... (fin cámara oculta)

 

A.F.LL.: Hablamos de la fiscal Rita Bustamante que reemplaza al fiscal Adrián Flores en la causa donde se acusaba al padre Grassi de varios cargos de abuso deshonesto sobre menores, realmente un hecho gravísimo. Me llama la atención que una funcionaria pública rompa una declaración de una persona, de un testigo que lo hizo bajo juramento.

 

L.C.: Sí, totalmente, antes de empezar una declaración testimonial se (...) si es verdad, con promesa si es verdad.

 

A.F.LL.: ¿Y esta panadera después cuando declara en el juicio oral y público declara o no declara?

 

R.P.: Es tal el aquelarre que se armó con todo, inclusive te digo, aparte Wortman Jofré por ejemplo, no sé si es lícito trabajar de un lado y después del otro, sabiendo todo lo que sabía, ¿no? Pero este es un aquelarre inclusive uno, éste que mostré, el que veranea en... éste que mostré, le hizo un juicio a Canal 13 por difamarlo y decir que había tenido algo con el padre y que era mentira. Y le hace otro juicio a Planeta, se lo gana y lo cobra. Y después aparece denunciando al cura, (...) lo voy a decir con todas las letras, total, circuló la guita, las presiones, sobre todo las presiones. Yo me voy a disculpar que hay dos abogados, pero voy a decir esto, yo creo que no solamente hay que tener idoneidad, independencia, sino coraje también.

 

L.C.: Mire, hay algo importantísimo que lo podemos pensar del otro lado. Esto fue armado y está probado que fue armado. ¿Por quién? Por la señora Miriam Lewis, ninguna duda, ¿ella para quién trabajaba? Para Telenoche Investiga. Telenoche Investiga pertenece al Grupo Clarín. Yo no puedo decir que Clarín miente, lo que puedo decir es que personas que trabajan para ellos armaron causas en Morón, esto es gravísimo.

 

A.F.LL.: Doctor, tengo que ir a una pausa, pero dejo esta pregunta. ¿Usted tiene testigos que digan o que puedan declarar que ellos vieron como esta periodista digitaba en la Fiscalía de Morón? Después de la pausa, no se vaya. Después vamos a pasar otra parte de la cámara oculta que no la pasamos, que es cuando ella empieza a contar la declaración de esta panadera. (pausa) Yo dejé una pregunta, usted me decía

 

N.F.R.

Leer más ...

CAMARA OCULTA REVELA COMO SE ARMO
LA CAUSA CONTRA EL PADRE GRASSI

En el programa CUARTO DIA de Antonio Fernández Llorente de 27 de diciembre de 2012
emitido por el canal 26 estuvo el Dr. Luis Conde acompañado de la Dra. Claudia Villa,
comentando un juicio oral desarrollado en el Tribunal Oral Nº 1 departamento judicial
Morón -- con una composición distinta de sus integrantes al que juzgaron al Padre Julio
Grassi- .
Los profesionales indicados actuaron como defensores de una funcionaria judicial
que fue sometida a juicio --según indicaron- en represalia de haber formalizado una
cámara oculta a otra funcionaria y compañera de trabajo, durante el desarrollo de la
investigación que realizo la Fiscalía de Morón con motivo de la causa seguida al padre
Julio Grassi
En el video se advierte a la Dra. Giménez que habla con su interlocutora sobre una
declaración testimonial que la nombrada le tomó a una testigo que salio en el programa
de Telenoche Investiga, llamada Betty la panadera, - que no es otra que la panadera de
aquel entonces de la Fundación Felices los Niños -- del diálogo allí desarrollado la Dra.
Giménez le indica a la Dra. Cosentino que luego de tomar aquella declaración se la
lleva al Dr. Adrián Flores -- quien era el fiscal que llevaba adelante la investigación, quien
se encontraba con una señora rubia -- luego identificada por los profesionales como la
conocida periodista Miriam Lewin, quien luego de leer la declaración le indicó al fiscal
que no era conveniente lo que decía la testimonial, por lo que le decidieron romperla y
tomar otra distinta "con otro contenido" desfavorable al Padre Grassi.
En otros tramos del video se advierte la presión y direccionamiento que se desarrollo
desde la Fiscalía General en ese proceso, para perjudicar al Padre Grassi.
El abogado Conde destacó que va a denunciar a la fiscalía por la actuación del Ministerio
Público en esta causa.

 

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=v9Hci10Sz90

Leer más ...

CAMARA OCULTA REVELA COMO SE ARMO
LA CAUSA CONTRA EL PADRE GRASSI

En el programa CUARTO DIA de Antonio Fernández Llorente de 27 de diciembre de 2012
emitido por el canal 26 estuvo el Dr. Luis Conde acompañado de la Dra. Claudia Villa,
comentando un juicio oral desarrollado en el Tribunal Oral Nº 1 departamento judicial
Morón -- con una composición distinta de sus integrantes al que juzgaron al Padre Julio
Grassi- .
Los profesionales indicados actuaron como defensores de una funcionaria judicial
que fue sometida a juicio --según indicaron- en represalia de haber formalizado una
cámara oculta a otra funcionaria y compañera de trabajo, durante el desarrollo de la
investigación que realizo la Fiscalía de Morón con motivo de la causa seguida al padre
Julio Grassi
En el video se advierte a la Dra. Giménez que habla con su interlocutora sobre una
declaración testimonial que la nombrada le tomó a una testigo que salio en el programa
de Telenoche Investiga, llamada Betty la panadera, - que no es otra que la panadera de
aquel entonces de la Fundación Felices los Niños -- del diálogo allí desarrollado la Dra.
Giménez le indica a la Dra. Cosentino que luego de tomar aquella declaración se la
lleva al Dr. Adrián Flores -- quien era el fiscal que llevaba adelante la investigación, quien
se encontraba con una señora rubia -- luego identificada por los profesionales como la
conocida periodista Miriam Lewin, quien luego de leer la declaración le indicó al fiscal
que no era conveniente lo que decía la testimonial, por lo que le decidieron romperla y
tomar otra distinta "con otro contenido" desfavorable al Padre Grassi.
En otros tramos del video se advierte la presión y direccionamiento que se desarrollo
desde la Fiscalía General en ese proceso, para perjudicar al Padre Grassi.
El abogado Conde destacó que va a denunciar a la fiscalía por la actuación del Ministerio
Público en esta causa.

 

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=1Cz65UEZB3Q&noredirect=1

Leer más ...

El grupo Clarín sigue desplegando estrategias para no cumplir la ley que lo obliga a desinvertir. Primero intentaron con un juez jubilado, Tettamanti. Ahora invitaron a un juez a “pasear” por Miami: Ricardo Recondo. Cómo quedó al descubierto la maniobra de la designación irregular de magistrados. Enteráte en esta nota de Democracia.

Por Damián Juárez

La Corte Suprema fue clara. El grupo Clarín, al igual que todos los grupos mediáticos que operan en Argentina, tiene como fecha límite el 7 de diciembre para cumplir el artículo 161 de la ley audiovisual. Sin embargo, las tácticas para evitar cumplir la ley, lejos de terminarse, se incrementan conforme se acerca la fecha en la cual culminan los efectos de la medida cautelar, según dispuso el máximo tribunal.

Primero intentaron con un juez jubilado. La maniobra duró poco. Raúl Tettamanti había sido designado de manera irregular en el Tribunal número 1 del fuero Civil y Comercial. Allí está radicada la denominada “causa Clarín”, un planteo del grupo de comunicaciones para que la Justicia defina si la denominada cláusula de adecuación, que obliga a los medios a desprenderse de aquellas licencias que según la ley exceden lo permitido, es o no constitucional.

Tettamanti había sido designado por los camaristas Ricardo Recondo y Martín Farrell utilizando un sistema de designación “manual” en vez de usar el sistema de sorteo informático que marca la ley. El juez jubilado terminó renunciando en medio de las denuncias y presiones cruzadas cuando la maniobra quedó al descubierto. En su lugar quedó confirmado como “subrogante permanente” el juez Horacio Alfonso.

Sin embargo, la situación dista de ser la ideal. El juzgado que tiene que definir la causa Clarín sigue sin tener juez natural. Y a la patética novela por capítulos de las trabas que se establecen para no cumplir con la ley, se sumó un dato que deja al descubierto los nexos entre el grupo monopólico y ciertos sectores de la Justicia.

Invitado por el grupo Clarín, el camarista Francisco de las Carreras, que debía intervenir en la causa que cuestiona la constitucionalidad de uno de los artículos de la Ley de Medios, viajó a Miami para participar de la Tercera Cumbre del Certal (Centro de Estudios para el Desarrollo de las Telecomunicaciones y el Acceso a la Sociedad de la Información de América Latina).

La situación, a todas luces irregular, fue denunciada por el Gobierno ante el Consejo de la Magistratura por el ministro de Justicia, Julio Alak. La invitación al juez fue realizada, según trascendió, por Cablevisión, empresa que auspició y organizó el evento.

De las Carreras es el integrante de la Sala I de la Cámara en lo Civil y Comercial que confirmó la medida cautelar interpuesta por Clarín para frenar el artículo 161 de la Ley de Medios, referido al período de desinversión que rige para los grupos mediáticos excedidos en cantidad de licencias.

El viaje protagonizado por De las Carreras, de hecho, excedió en mucho la realización de la cumbre de telecomunicaciones: se extendió desde el 29 de abril hasta el 15 de mayo.

Pese a contar con permiso de la Corte Suprema solamente por cinco días, Francisco de las Carreras permaneció junto a su esposa por quince jornadas en el fastuoso complejo de Miami. La lectura del programa de la cumbre de Certal, al que accedió “Democracia”, arroja detalles jugosos sobre los vínculos más que aceitados entre directivos del grupo Clarín y camaristas federales, casualmente del mismo fuero donde está el caso Clarín.

Además de De las Carreras, en el mencionado congreso de telecomunicaciones en Miami tuvo una actuación destacada el camarista Ricardo Recondo, el juez que había designado “manualmente” a un juez subrogante y que encabezó desde el Consejo de la Magistratura el grupo de consejeros que bloqueó la designación de jueces naturales para los juzgados vacantes.

El Congreso comenzó el pasado 1° de mayo con un cocktail en el lujoso Hotel Biltmore, en la zona de Coral Gables, un predio de varias hectáreas, rodeado de palmeras y terrazas paradisíacas.

El 2 de mayo a las 9 de la mañana se hizo el primer panel. Allí participó activamente como disertante el juez Ricardo Recondo. El siguiente panel estuvo integrado, entre otros, por el gerente general de Cablevisión, Carlos Moltoni. El panel de las tres de la tarde tuvo la moderación de Recondo, mientras que en el siguiente panel estuvo como disertante Sergio Piris, asesor legal del Grupo Clarín (uno de los abogados que litigó contra el padre Grassi). Al congreso también habrían asistido los camaristas Ricardo Guarinoni y Sergio Kiernan, quienes también están involucrados en causas vinculadas con el Grupo Clarín.

“De las Carreras participó en un viaje de turismo a la ciudad de Miami, en Estados Unidos, financiado por el Grupo Clarín en la primera quincena de mayo, mientras tramitaba en su sala el caso vinculado” con la Ley de Medios, dice el texto de la denuncia presentada ante el Consejo de la Magistratura.

En el texto también se sostiene que participaron de ese viaje “los abogados del Grupo Clarín Fernando Llerena y Fabián Rodríguez Simón”. En base a estos antecedentes, se pide al magistrado que, hasta tanto se decida la recusación, “se excuse de intervenir en las presentes actuaciones” relacionadas con la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, y no se descarta en el Gobierno que estas revelaciones deriven en un juicio político al acusado, lo que se sumaría a la intención, ya adelantada por “Democracia”, de impulsar la vía del juicio político también para el juez Recondo.

La situación del juez De las Carreras fue debatida durante una reunión del Consejo de la Magistratura en su reunión del lunes 29 de octubre. Allí, el consejero Carlos “Cuto” Moreno dijo que el juez De las Carreras sabía perfectamente a dónde iba cuando decidió aceptar la invitación a participar de un congreso en Miami auspiciado por Clarín. Moreno citó un video de 40 segundos que se difundió por televisión en contra de la Ley de Medios y que estaba rubricado por Certal, la organizadora del congreso en las playas de La Florida.

El rumor judicial y político de las últimas horas indica que el doctor De las Carreras se aprestaba a hacer lugar al pedido de Clarín para extender la medida cautelar que favorece al grupo mediático y que vence el 7 de diciembre. En principio, no habría motivos para generar esta extensión, habida cuenta que no se sucedió en la causa ninguna novedad que justificara esta medida. De las Carreras tendrá que dar las explicaciones del caso ante el Consejo, que le dio 20 días de plazo para que formule su descargo.

Clarín comenzó a impulsar la idea de pedir una extensión de la cautelar hace poco más de un mes. La medida recaería en la Sala I de la Cámara, que integran el cuestionado De las Carreras, Martín Diego Farrell y María Susana Najurieta.

El Gobierno recusó tanto a De las Carreras como a Farrell, quien como autoridad de la Cámara estaba a cargo de la designación de los jueces subrogantes.

El escandaloso método de designación de subrogantes quedó en evidencia la semana pasada, cuando declararon como testigos los propios jueces, quienes marcaron claramente que el método elegido para nombrar jueces por Recondo y compañía, del que luego se tuvieron que desdecir, claramente no era el habitual para las designaciones.

40 DIAS

Son los que faltan para el 7 de diciembre. Por estas horas, el Gobierno analiza los escenarios que se verán el 7-D, cómo se hará cumplir el artículo 161 y cómo intentará Clarín volcar a la opinión pública a su favor denunciando el cumplimiento de la ley como un “acto de censura” o de “restricción a la libertad de prensa”, como lo viene insinuando en los últimos meses.

En concreto, el Grupo Clarín tratará de forzar su interpretación según la cual el plazo de un año para desinvertir comienza el 7 de diciembre, y no, como dice el Gobierno y estableció la Corte, que esa es la fecha límite para presentar su plan de adecuación.

La Afsca, según anticipó, deberá poner las licencias que no se adapten a la ley en una nueva licitación para que sean explotadas por otros concesionarios.

Sin embargo, las formas de hacerlo y los tiempos siguen siendo aún materia de análisis legal en el seno del Gobierno, en medio de un fuerte hermetismo y de conversaciones en las cuales participan la Presidenta, el titular de la Afsca, Martín Sabbatella, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, entre otros.

Sabbatella, mientras tanto, sigue “estrenando” su cargo y manteniendo reuniones con actores del mundo de la comunicación. En los últimos días, el titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual se encontró con los representantes de la Cámara de Cableoperadores Independientes, quienes denunciaron “las continuas presiones que los pequeños y medianos cableoperadores sufrimos a lo largo del tiempo, como consecuencia de la fuerte concentración que se fue dando en la industria a través de empresas como Cablevisión y Multicanal”.

Los cableoperadores pequeños y medianos también indicaron que “el hecho de que con la nueva ley haya reglas claras, sin privilegios para una sola empresa, va a generar un mejor servicio para la gente, con mejores precios, contenidos y, fundamentalmente, va a permitir que el público pueda elegir”.

En el medio, la política sigue metiendo la cola: los principales referentes de la oposición en el Congreso hicieron un acto para “bancar” a los miembros del Consejo de la Magistratura que bloquearon la designación de jueces naturales en los juzgados vacantes, lo que hubiera evitado el engorroso y polémico trámite de designar jueces suplentes.

El acto contó con la presencia de referentes del radicalismo, del PRO, del FAP, del Frente Peronista, de la Coalición Cívica y de Unión por Todos, como así también de los cinco consejeros acusados: los legisladores radicales Oscar Aguad y Mario Cimadevilla; los abogados Alejandro Fargosi y Daniel Ostropolsky, y el juez Ricardo Recondo.

La forma en que el caso fue politizado lo marca también un análisis del acta correspondiente a la audiencia de la Comisión de Selección de Magistrados del Consejo de la Magistratura del 5 de julio.

En esa acta, el diputado Oscar Aguad, del radicalismo, había decidido acompañar las propuestas de nombres de jueces que había elevado el kirchnerismo, pero luego decidió “cambiar de postura” y plegarse a la postura de la minoría, bloqueando la designación de los jueces naturales.

Desde sectores del kirchnerismo aseguran que Aguad “se dio vuelta” no por cuestiones vinculadas a los antecedentes de los magistrados sino por su intención de congraciarse con el Grupo Clarín, atento a su intención de renovar su banca en 2013 y para no ser “castigado” mediáticamente por ese grupo por la causa en la que se lo investiga por administración fraudulenta cuando fue interventor en Corrientes en 2001.

Para finalizar, poner las cosas en contexto. Las mayoría de las licencias de medios del país tienen una situación no monopólica: son casi 5 mil y están manejadas por 2.500 titulares: dos por persona física o jurídica. El problema surge al analizar unas 250 licencias que están repartidas entre 20 grupos que están excedidos. La mayoría ya está presentando su propuesta de adecuación. Clarín tiene 250 licencias él solo. Esos son los fríos números.

La “guerra” para que se cumpla la Ley de Medios depara aún nuevos capítulos. Ya pasamos por la designación a dedo de jueces, por renuncias, denuncias penales y hasta viajes a Miami donde fueron invitados los mismos jueces que tienen que fallar en el caso Clarín. Las próximas semanas mostrarán nuevas luchas y estrategias para evitar cumplir la ley. El grupo apelará, seguramente, al efecto mediático del cacerolazo convocado para el próximo 8-N que de “espontáneo” no tiene nada, más allá de que algunos sectores de clase media no estén conformes con el Gobierno y está bien que quieran expresarlo.

En el Gobierno temen un “fallo de último momento” para “dilatar” los tiempos y evitar cumplir con la ley. Faltan 40 días. ¿Habrá llegado el momento para que Clarín, al igual que todos los argentinos, aprenda a vivir en democracia, aprenda a cumplir las leyes?

Lo dijeron los propios jueces: las designaciones fueron irregulares 

Los propios jueces designados como subrogantes por la Cámara del fuero Civil y Comercial explicaron ante el Consejo de la Magistratura que el sistema de designación “manual” de magistrados que habían impuesto los camaristas Farrell y Recondo distaba mucho de ser “habitual” y que se trataba de una práctica poco común en el mundo de la Justicia.

Ocho jueces de primera instancia del fuero Civil y Comercial aseguraron que la selección de jueces subrogantes se realiza a través del sistema “informático” y no de forma manual, como sucedió con el juez jubilado Raúl Tettamanti, que fue designado como subrogante para el Juzgado número 1 que tramita la causa Clarín y que tuvo que renunciar cuando estalló el escándalo.

Los magistrados declararon durante tres horas en carácter informativo ante la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura, en el marco del expediente que denuncia irregularidades en el sistema de designación de jueces subrogantes utilizado por la Cámara.

El primero en declarar fue el titular del Juzgado número 3 del fuero Comercial y Civil, Raúl Torti, quien afirmó que “jamás se utilizó el sistema manual de asignación de expedientes” en los años que lleva como magistrado, desde 1981, y que el sistema de subrogancias rotativas es “agotador”.

En su exposición, Torti sostuvo que “el sorteo siempre se realizó en forma informática y nunca por sistema manual” al responder a la lectura de un acta del 5 de septiembre, en la que los jueces Recondo y Martín Farrell asignaron a través de un sorteo manual los juzgados 1 y 7 al juez jubilado Raúl Tettamanti y a Francisco de Asís Soto, respectivamente.

En el mismo sentido, el titular del Juzgado número 2 del fuero Comercial y Civil, Horacio Alfonso, afirmó que “jamás se le asignó manualmente” la subrogancia de ningún juzgado y que, según el reglamento, se realiza por sistema informático. Alfonso es el juez que finalmente quedó como “subrogante permanente” en el Tribunal 1, el que tiene la causa Clarín.

Por su parte, Alejandro Nobili –a cargo del Juzgado número 5 y subrogante en el número 2– insistió en que el sorteo se realizaba según el sistema informático y que el sistema de subrogancias que se utilizaba era rotativo semanal.

A su turno, Asís de Soto indicó que el sistema manual de procedimiento que se utilizó en su caso era “extraordinario”, pero recordó que antes de asignársele el Juzgado número 7 en la acordada del 5 de septiembre, le preguntaron si podía hacerlo.

Otra de los magistrados citados, Silvina Bracamonte, afirmó que “nunca estuvimos enterados de que se hiciera una asignación manual”, y explicó que la razón de que a algunos les sortearan varias causas y a otros sólo una, tenía que ver con la complejidad de las causas.

En tanto, el juez Alejandro Saint Genez coincidió en que los sorteos eran por sistema informático entre todos los magistrados del fuero Civil y Comercial, y cuestionó el sistema de subrogancias. “Es difícil dedicar 6 o 7 horas diarias para atender el propio juzgado y luego dedicarse a dictar sentencias en expedientes que hasta ese momento uno desconoce”, sostuvo, y afirmó que “sin duda es necesario que las vacantes en estos juzgados se cubran con conjueces”.

Patricia Barbado, a cargo del Juzgado número 10 y subrogante para los juzgados 1 y 2, dijo que le consta que las subrogancias se determinan “por sistema informático y por complejidad”.

El magistrado Carlos Alvarez, a cargo del Juzgado número 11, recordó que el sistema de subrogancia “se remonta al año 2008” y que al principio “fue quincenal, pero luego, por el aumento de vacantes en los juzgados, se estableció que fuera semanal”.

Por último, el presidente del Consejo de la Magistratura, Manuel Urriza, informó que Tettamanti presentó el 23 octubre un escrito que acompañó con un ticket aéreo a Brasil, con fecha de regreso para el 2 de noviembre, con lo que justificó su ausencia.

Los testimonios de los jueces fueron contundentes. La designación “a mano” de un juez justamente en el caso Clarín fue vergonzosa, y ahora los responsables de esta maniobra tendrán que dar explicaciones.

 

Fuente: http://www.cronica.com.ar/diario/2012/10/30/36120-del-juez-jubilado-al-juez-de-miami.html

Leer más ...

Lo aprobó de manera unánime la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados bonaerenses.

Leer más ...

La decisión de la comisión bicameral se tomó por “mal desempeño en el cumplimiento de deberes” y recae sobre los fiscales Federico Nieva Woodgate y Marcelo Tavolaro y el juez Humberto Alfredo Meade

Leer más ...

De manera unánime, la Bicameral de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios elevó el pedido de jury por mal desempeño, a partir de las conclusiones de la Comisión Candela del Senado bonaerense. Integrantes de la Bicameral cuestionaron, además, que el jefe de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin, continúe en el cargo, pese a las recomendaciones de exoneración.

Leer más ...

Encuesta

Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008
All rights reserved.