A+ A A-
26 Oct

Los chicos de “Felices los Niños”… SIN ATENIÓN PSICOLÓGICA

Las únicas dos psicólogas pasan a puestos burocráticos.

 

Además de haber dado de baja al servicio de Emergencias Médicas y a los micros gratuitos de los chicos externos, ahora los niños de los hogares de la Fundación ya no tienen psicólogos que los atiendan.

Juan Manuel Casolati y la interventora Natalia Gambaro dieron de baja los servicios del “centro psicoterapéutico Pejito” de Hurlingham donde, con bajos honorarios, los niños, niñas y adolescentes de la Fundación eran atendidos por profesionales en psicopedagogía, psicología y psiquiatría. Son tres especialidades que abordan diferentes problemáticas psicofísicas y psicomotrices. Ignorando esto, Casolati pensó que estos profesionales podrían ser reemplazados por dos psicólogas amigas de él. Pero más allá de la amistad el problema es que los chicos con dificultades de aprendizaje ya no tienen psicopedagoga que los atienda. Peor aún, los niños y niñas con problemas psiquiátricos quedaron sin terapia y sin regulación de sus tratamientos o medicamentos, quedando así en manos de legos.

Las dos psicólogas que hacían terapia a los niños fueron puestas en el gabinete de los hogares de la Fundación en un lugar de asesoría dejando de tener contacto terapéutico con sus antiguos pacientes. Su trabajo actual es realizar informes a los juzgados o instituciones de minoridad que se los requieran ejerciendo un rol totalmente burocrático.

La Fundación Felices los Niños no es un merendero que se maneja tan solo con buena voluntad: allí hace falta profesionalismo, humanidad y misericordia con los chicos más necesitados.

Encuesta

Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008
All rights reserved.