A+ A A-
09 Nov

PALABRAS, PALABRAS, PALABRAS… JUAN MANUEL CASOLATI PROMETIÓ SUBIR LOS SUELDOS EN AGOSTO. EN NOVIEMBRE SIGUEN ESPERANDO.

Aumenta el malestar en Fundación Felices Los Niños.

 

Para poder apropiarse de la Fundación Felices Los Niños, Juan Manuel Casolati se basó en 5 pilares:

1- Falsa denuncia mediática en el programa de Lanata, en canal 13 (enemigo del padre Julio César Grassi).

2- Denunciar al Padre Julio César Grassi y a sus colaboradores por considerarlos cercanos al mismo en la fiscalía de Morón (enemiga del Padre Julio César Grassi). Paso seguido prohibir a las 15 personas en cuestión el ingreso a la Fundación, de manera ilegal y usando la fuerza pública. De ésta manera atemorizó a los empleados, a los padres de familia, egresados y vecinos que querían defender la obra y a su fundador.

3- Conmover negativamente a la opinión pública con “el cuentito” del desvìo de alimentos. Filmaron sectores en desuso de la fundación y mintieron diciendo que los chicos se quedaban con hambre mientras que los presos estarían pipones y esto para que, supuestamente, el Padre Grassi, estuviera cómodo en el penal. Ésta irresponsable actitud de Juan Manuel Casolati llevó a que muchos donantes (empresas y particulares) dejaran de aportar a la Fundación. Casolati creyó que con su prístina imagen de hombre honesto, volverían los colaboradores  hacia el y no fue así: emigraron a otras instituciones.

4- Presionar al gobernador Scioli para que la Dirección Provincial de Personas jurídicas intervenga la Fundación Felices Los Niños por cualquier motivo. Y así fue. Terminaron interviniendo a la obra del Padre Grassi por adeudar 3 balances, siendo que la Fundación de Madres de Plaza de  Mayo nunca se la intervino y debía 10 balances. El que crea que esto no es una movida política mediática, se equivoca. La interventora Natalia Gambaro tiene la potestad de elegir al nuevo consejo de administración, a cargo de la Fundación Felices los Niños, el que será, de acuerdo a los planes de Juan Manuel Casolati, conformado con gente amiga y leal a èl (y de relleno 3 directores de escuela).

5- Y, finalmente, Juan Manuel Casolati, afianzó su poder inicial en la Fundación prometiendo a los empleados pasar a ser “estatales” y por lo tanto “cobrar mucho más”. Esto llevó a festejos anticipados por gente que hasta llegó a decir “hacía falta un cambio”. Juan Manuel Casolati el primer mes no cumplió pero prometió que para fines de Septiembre iban a cobrar todo y por un cajero automático. En Septiembre tampoco cumplió y adujo que los trámites estaban en marcha y que se iba a cobrar todo junto en Octubre. Ya los climas de festejos se apagaban y la gente se miraba. Para fines de Octubre tampoco cumplió y esta vez nada dijo. Aparece poco y envió a un tal Pablo que trabaja en administración a hacer llenar nuevamente a la gente el formulario de la tarjeta para cobrar por cajero automático, claro que les advirtió que cobrarían lo mismo que antes de la intervención, lo que produjo un gran “bajón” a los ilusionados empleados. Pasada la primer semana de Noviembre tampoco abonaron y a punto de vencerse la intervención, Juan Manuel Casolati elaboró el PLAN B. Se candidateó públicamente con un consejo directivo nuevo, el que estaría conformado con supuestos empresarios, entre ellos el denunciado camionero Egidio Ricco, quién traería mucha plata a la Fundación y pagarían los sueldos. Mientras tanto los chicos de los Hogares hace una semana que comen agnelottis con salsa y sin carne. No hay plata para mantenimiento y los elementos de limpieza los deben comprar los docentes de su bolsillo. La inseguridad por falta de vigilancia golpeóduramente a la ESCUELA ESPECIAL ÀNGEL DE LA GUARDA, a la que en dos semanas la robaron en tres oportunidades.

A los Hogares de día le cortaron los alimentos y los niños no tienen qué comer.  No hay plata para llevar los chicos a los hospitales ni para que visiten a sus familiares.

Juan Manuel Casolati, todavía inmerso en su mundo planeó, para dar fuerza a sucandidatura de su “supuesto equipo de trabajo y nueva dirección de la Fundación” que los padres obligatoriamente vengan a reinscribir a sus hijos en la escuela y ese día hacerles firmar extorsivamente un petitorio para que el y su gente queden a cargo de la Fundación.

Esto no lo inventamos nosotros sino que lo manifestó públicamente en una reunión de docentes y la directora de la escuela especial Mary Cavallieri sería vocal en ese proyecto de comisión directiva.

Según Juan Manuel Casolati, si ellos toman las riendas de la Fundación Felices Los Niños “nada va a faltar”. Lo que le falta a Casolati hoy es la credibilidad de la gente.

Encuesta

Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008
All rights reserved.