A+ A A-
15 Dic

CASOLATI DEJA MORIR DE HAMBRE Y SED A LA MASCOTA DEL PADRE GRASSI

 

Andrea Palomas Alarcon dejo su opinión.

Yo estuve en "La Blanquita" una casa modesta que tenía una sola particularidad, estar frente a la obra que creó con sus manos y a la que no le permitían entrar.Tengo fotos del interior de "la mansión" que no era más que una casa humilde de la provincia de Buenos Aires. Esa perra que acaricia en la foto, era su consentida, vieja y ciega. Los que allanaron "La Blanquita" la ataron a una estaca y la dejaron morir de hambre allí. Cuando dos empleados fieles al Padre Grassi quisieron ir a alimentarla, el actual usurpador, Juan Manuel Casolati, llamó a la policía y no sólo fueron impedidos de realizar su obra sino que fueron detenidos. Todo lo que han hecho con ese hombre no es más que una crueldad, una mentira, una burda patraña ideada por una montonera confesa, Miriam Lewin, colaboracionista del régimen de Massera y, más tarde, denunciadora de éste, en una tercer vuelta de traición. Un extracto de la maldad y corrupción que se ha adueñado de nuestro país.

Encuesta

Padre Grassi:
¿Inocente o culpable?




(Luego de votar cierre la ventana)
Comienzo encuesta: 21/12/2008
All rights reserved.